El ruidoso

  • Cada participante deberá llevar los ojos vendados.
  • Se delimita una zona de juego.
  • Todos los participantes con los ojos vendados menos uno, el “ruidoso“, que se desplaza de forma trabajosa (a cuatro patas, en cuclillas, botando…) y haciendo distintos ruidos cada pocos segundos, al que intentan dar caza los demás.
  • El que lo consiga pasa a ser el nuevo ruidoso.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies