Últimos juegos publicados

Policias y ladrones

  • Se hacen dos grupos de niños: los policias y los ladrones.
  • Se marca un terreno de juego del que ningún jugador puede salir. También se marca una pequeña zona que será la carcel.
  • Los policías cuentan hasta 10 y salen en busca de los ladrones.
  • Cuando consiguen agarrar a un ladrón, éste debe acompañar al policia a la cárcel y no podra salir de allí hasta que otro ladrón lo toque desde fuera.
  • Ganarán los policías sí consiguen meter en la cárcel a todos los ladrones, terminando la partida.

Como sardinas enlatadas

  • Se escoge uno de los participantes quien debe esconderse mientras los demas cuentan hasta 100 o esperan un tiempo.
  • Terminada la cuenta el grupo sale en busca del que estaba escondido.
  • El primero que lo encuentra se esconde con el y se quedan callados y quietos esperando que lleguen mas.
  • Así llega el segundo, los encuentra y se esconde con ellos, así sucesivamente hasta que solo uno queda sin esconderse y los demás estarán como sardinas apretados en el escondite.
  • El ultimo en llegar es quien deberá esconderse en el siguiente juego.

Buscando la matrícula

  • Se forman dos equipos. Cada equipo tiene una base en la que hay un papel y un lápiz.
  • Cada niño tiene un trozo de papel en la frente cogido con una cinta en el que hay escrito un número o una matrícula de coche.
  • Los niños deben intentar leer las matrículas del otro equipo y apuntarlas en su base, pero claro, sin que lean la suya.
  • Los niños deben jugar con las manos en la espalda, de modo que no puedan tapar su propia matrícula.
  • Es ideal para jugar en el campo, donde haya vegetación y los niños puedan esconderse y acechar al otro equipo.
  • El juego acaba cuando un equipo tiene todas las matrículas del otro. Si al comprobar las matrículas del equipo ganador hay algún error, éste perderá la partida.

Pasar el tesoro

  • Se crean dos equipos y en el terreno de juego se marca una portería.
  • Uno de los miembros del equipo atacante tendrá el tesoro y tendrá que hacerlo pasar al otro lado de las líneas enemigas. El tesoro será un objeto pequeño que el portador pueda llevar escondido.
  • El equipo defensor no sabrá quien tiene el tesoro.
  • El equipo defensor podrá eliminar atacantes con solo tocarlos. Al ser eliminado el atacante se quedará quieto donde lo eliminaron.
  • Se trata de que el equipo atacante haga una estrategia para conseguir que el tesoro llegue a su destino.
  • Como variantes se pueden poner más de un tesoro, o poner algunas normas, como prohibir que el equipo atacante hable.

¿Dónde se esconden?

  • Un responsable elaborará una lista de vocablos que tengan entre ocho y doce letras.
  • Dice la primera de ellas, por ejemplo: “Mestizaje”, y la define. Desde ese momento, los niños, pertrechados de papel y bolígrafos, tendrán que escribir todas las palabras que se le ocurran con las letras de mestizaje: mesta, jeta, tiza, as…
  • Tres minutos más tarde cada participante lee su lista, se desprecian las palabras que se hayan repetido, aunque solamente sea en dos listas, y se da un punto por cada palabra única.

El guardián del tesoro

  • Haciendo un círculo de un par de metros de diámetro, el guardián se sitúa en el medio con los ojos vendados, con las piernas cruzadas y con una piedra dentro de una caja, a un par de palmos de las piernas del guardián (en el caso de que tengáis haya algún niño revoltoso, sustituir la piedra por un objeto menos peligroso).
  • Ése es el tesoro que uno de los ladrones tendrá que birlar. ¿Quién será?. Los niños lo deciden mediante señas.
  • El ladrón habrá de acercarse, sin hacer el más mínimo ruido y tendrá que volver con el tesoro a su sitio. Si el guardián detecta el más leve sonido, gritará: “Ladrón” y señalará el lugar donde crea que está el caco. Si éste ha sido desenmascarado, se designará otro guardián y el ladrón volverá a su sitio.
  • Si consigue robar el tesoro, él se convertirá en el nuevo guardián del tesoro.